Y… va el 17 !!!

Editorial “ROLLITO” (mayo 1999)

051709_2130_Yvael171.jpgTengo la honda preocupación de que muchos cursillistas están cayendo en la “rutina” de organizar cursillos: unos pocos – menos los nuevos, porque es reciente la experiencia. Según vamos alejándonos en el número y años hasta en el lenguaje se nota: “la cocina se hace así”, “la merencena se organiza de esta manera”, “la clausura tiene que ser así” … etc. Pareciera que un nuevo cursillo va perdiendo su novedad, su entusiasmo y la entrega que exige.

Un nuevo cursillo supone el momento fuerte para la Escuela de Dirigentes y todos los Cursillistas. En él no sólo están implicados unos cuantos dirigentes dentro y en cocina y unos pocos padrinos, sino todo el que ha vivido la experiencia de cursillo. El que dice amar al Movimiento por lo que ha supuesto para él, tiene que entrar en sintonía con un nuevo cursillo.

Y esto ciertamente supone:

  1. Hablar a Dios de los que van a vivir la experiencia, para que allá dentro les podamos hablar a ellos de Dios. Oración y oración del “Laico”. Están procurando que sus vidas sean un poco mejor, más alegre, más de acuerdo a Jesús en todos sus ambientes ?.
  1. Un volver a “San Clemente”. Revivir y actualizar el propio cursillo, no solamente desde el anecdotario, sino desde el triple encuentro: conmigo mismo, con Dios y con el hermano (mis ambientes). Dónde van quedando los propósitos que hice para arreglar mí vida y que ésta fuera más provechosa para los demás ?. No vayamos a pensar que el COMPAÑERO DE CAMINO nos está fallando. Acaso no hemos vivido la experiencia de sentirnos en aupas en los brazos del Señor después del cursillo ?.
  1. Si he abandonado el Grupo Nido, porqué no volver con toda humildad teniendo la certeza de que es el Señor quién me ha elegido para mis hermanos de Grupo. Acaso El no sabrá mejor que yo lo que más me conviene ?. Estos no quiere decir que me agraden o que me gusten. Y si pienso que no crezco en el Grupo no será porque no me dan lo que yo quiero, que normalmente no es lo que yo necesito.
  1. Quién se precie de ser un cursillista ante la proximidad de un nuevo cursillo debe tener la actitud importante de la DISPONIBILIDAD. Aceptar lo que la Comunidad me encomienda para la organización de un acontecimiento tan importante. Desechar los peros.

Pongámonos en ritmo de Cursillo. DE COLORES

Julián Mendiguren

Categorías: Cursillistas, Cursillos de Cristiandad, De Colores | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: