¿QUÉ SON LOS SALMOS?

Misa en San ClementeLos salmos son palabras del Espíritu Santo y nos unifican con el coro de los hombres y mujeres santos, que alabaron a Dios durante los siglos antes de la venida de Cristo, nos unifican con Jesús, María y José que rezaron estos mismos salmos en la casa de Nazaret, en la sinagoga y en el Templo de Jerusalén.

Nos unifican con los miles de sacerdotes, religiosos y religiosas, que en cada momento del día de hoy ofrecen en alguna parte del mundo esta oración litúrgica de la Iglesia al Padre Celestial.

Los frailes benedictinos entran siete veces por día juntos al templo para alabar a Dios con salmos, cánticos y lecturas. Los salmos alaban siempre de nuevo la fidelidad de Dios, que cumple su alianza hasta con el pueblo infiel. Los salmos nos educan para confiar siempre en la ayuda de Dios. Los salmos nos descubren la imagen del justo perseguido, la imagen de Cristo mismo, que muere con el rezo de los salmos mesiánicos. Los salmos y la Biblia son hoy el único consuelo en países donde todos los templos cristianos fueron destrozados y todo culto litúrgico está prohibido, como en Albania y en algunos otros países comunistas.

El valor del libro de los salmos

¿Qué cosa hay más agradable que los salmos?

Como dice bellamente el mismo salmista:

Alabad al Señor, que los salmos son buenos, nuestro Dios merece una alabanza armoniosa.

Y con razón: los salmos en efecto son la bendición del pueblo, la alabanza de Dios, el elogio de los fieles, el aplauso de todos, el lenguaje universal, la voz de la Iglesia, la profesión armoniosa de nuestra fe, la expresión de nuestra entrega total, el gozo de nuestra libertad, el clamor de nuestra alegría desbordante.

Ellos calman nuestra ira, rechazan nuestras preocupaciones, nos consuelan en nuestras tristezas.

De noche son un arma, de día una enseñanza; en el peligro son nuestra defensa, en las festividades nuestra alegría; ellos expresan la tranquilidad de nuestro espíritu.

Son prenda de paz, y de concordia, son como la cítara que aúna en un solo canto las voces más diversas y dispares. Con los salmos celebramos el nacimiento del día, con los salmos cantamos a su ocaso.

De los Comentarios de San Ambrosio sobre los salmos.

About these ads
Categorías: Cursillistas, Cursillos de Cristiandad, De Colores | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a free website or blog at WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 61 seguidores

%d personas les gusta esto: